• sábado 24 agosto 2019

    27-06-2014

    Informe Banca Privada Congreso 2014



     

    DESPACHO DE LA COMISIÓN DE BANCA PRIVADA 

    XLI CONGRESO NACIONAL BANCARIO 

    {gallery}2014congreso3/bancaprivada{/gallery}

    Nuevamente, nuestro gremio, ha cumplido en preservar el valor adquisitivo de nuestro salario, a la par que año tras año consagra nuevos derechos para los trabajadores de la actividad. Ello es posible a través de la negociación paritaria garantizada desde mayo de 2003, que en esta oportunidad registra el compromiso de suscribir, en el plazo de 9 meses, a partir de abril p.pdo. un nuevo Convenio Colectivo de Trabajo que actualice el vigente que constituye un valioso piso real y legal de negociación.

    Esos nuevos derechos, esta vez, son el merecido adicional Malvinas para nuestros veteranos de guerra, junto a la actualización del adicional por Títulos Secundario, Terciarios y Universitarios.

    Y una vez más las Cámaras empresarias han suscripto que “…ningún trabajador que se desempeñe en casas bancarias, sucursales y/o agencias puede estar excluido de la aplicación del presente acuerdo”. Ningún trabajador, es ningún trabajador.  Esta ratificación elimina la pretensión, de parte de la patronal privada, de que puedan existir trabajadores considerados en una categoría, por otra parte inexistente para la legislación argentina: “fuera de convenio”.

    El citado plazo para suscribir una nueva convención colectiva, la empecinada actitud patronal de “borrar con el codo lo firmado con la mano” afectando nuestro salario de bolsillo, el impacto del impuesto a las ganancias sobre ingresos que no son ganancia, que tienen carácter alimentario, y un sistema financiero formal que no se corresponde con la dimensión y necesidades de la economía nacional, nos obligan a hacer algunas precisiones y adoptar resoluciones:

    En general

    • Registramos una persistente sobrecarga laboral, horas extras laboradas y no pagas, y puestos vacantes no cubiertos con el argumento de que las entidades están incorporando tecnología que permitirá afrontar esa mayor carga de trabajo con menos trabajadores. La realidad demuestra que actualmente esto no es así. Por ello exigimos que se cubran los puestos laborales necesarios para cubrir la demanda, y sostenemos que la progresiva incorporación de tecnología debe traducirse en la reducción de la jornada laboral a 6 horas.
    • Los bancos, sobre todo los extranjeros, con casos gravísimos como el BBVA Francés y Citibank, en las áreas de sistemas, o centros de llamadas, insisten en resolver gran parte de la carga laboral con tercerizadoras, inclusive extranjeras, a través de las cuales se niega el carácter de bancarios a miles de compañeros. Adicionalmente es evidente que con las tercerizaciones sobre todo en las áreas de limpieza, seguridad y sistemas se afecta la seguridad integral de las entidades. Por ello sostenemos que los bancos deben asumir la relación de dependencia directa de todos los trabajadores de la actividad sin distinción de ramas.
    • Gran cantidad de trabajadores que venden medios de pago o servicios bancarios o instrumentos financieros lo hacen bajo relación de dependencia de empresas autocalificadas como comerciales o pertenecientes a la economía social, aunque realmente tienen por actividad principal la financiera. Ellas no respetan las condiciones laborales para la actividad, ni se ajustan a las regulaciones que la legislación y/o el Banco Central determinan para la misma. Esa competencia desleal de Grandes Tiendas, todo tipo de Comercializadoras, inclusive las que desarrollan su actividad vía internet o telefónica, Supermercados, Cooperativas, Mutuales, Inmobiliarias, Transportadoras de Caudales, Cambistas, Compañías Financieras, Receptorías de pago, administradoras de tarjetas de crédito o medios de pago, prestadoras de servicios, u otras del circuito informal, perjudica a la actividad económica productiva, los trabajadores bancarios y a las propias entidades financieras, ocasionando una grave distorsión en el sistema y siendo un factor de encarecimiento de sus servicios.

    Así es el caso, entre otras, de los administradores de las Tarjetas American Express, Visa, Mastercard, Tarjeta Naranja, CRM Falabella, Tarjeta Shoppíng, Cencosud, Tarjetas de las distintas Cadenas de Supermercados, o de compañías como Mutual Bilbao, Bapro Pagos, Mercado Libre, San Juan o Santa Fe Servicios, Banelco, Efectivo Sí, Provincanje,  etc.

    Cabe decir que muchas veces esas compañías, instituciones o simples cuevas están vinculadas a los propios grupos bancarios, o son utilizados por ellos, para  de esta manera sustraen del contralor del Banco Central parte de su actividad, parte de su rentabilidad a las propias instituciones financieras que les pertenecen en beneficio de accionistas y principales gerenciadores, en gran parte en detrimento del sistema tributario, siendo uno de los canales de la fuga de capitales que también debilita a nuestro sistema financiero.

    En relación a ello volvemos a reiterar que éste es uno de los motivos por el que resulta imprescindible una ley de Servicios Financieros, que reemplace a la vigente Ley de entidades de Martínez de Hoz, que ordene el mercado consolidando su viabilidad junto a la estabilidad laboral  y garantizando una bancarización asequible a toda la sociedad, bajo el contralor de una sóla agencia estatal que, no dudamos, debe ser el Banco Central de la República Argentina.

    Al hacer esta referencia destacamos que deben analizarse con detenimiento las relaciones técnicas exigibles a las entidades, pues entendemos que las vigentes ni en Argentina ni el mundo han evitado o permitido anticipar los quebrantos financieros que nos arrastraron y arrastraron a otros países a gravísimas crisis económicas cuyas consecuencias estamos viviendo. Las onerosas normas de Basilea no las evitaron y la falta de transparencia de las contabilidades en la actividad son ostensibles y perjudiciales también para la vigencia de las condiciones laborales. Baste un ejemplo, el de las entidades que acuden a contratos precarios o eventuales para disimular el número real de trabajadores en relación de dependencia pues reconocer el número real afectaría esas relaciones y la calificación de la entidad. Al referirnos a esta situación quede en claro que no exime a los banqueros de la grave responsabilidad que tienen en el alto costo del dinero, pero sí es cierto que necesitamos nuevas reglas para aprovechar todos los recursos financieros disponibles, más ante el desembozado ataque de fondos especuladores asociados con el Poder Judicial de los EEUU, en perjuicio de nuestro Pueblo, nuestra economía y nuestro sistema financiero.

    En particular:

    Tal como venimos advirtiendo durante anteriores Congresos sigue imperturbable la actitud de las entidades financieras de suscribir acuerdos laborales para, de una forma u otra, no cumplirlos en muchas de sus partes. Sobre esta cuestión esta Comisión resalta el preciso informe del Congresal Carlos Rivero de Santa Fe, haciendo expresa su solidaridad con su gestión.

    Ni bien fue suscripta la actualización del pago de los títulos secundario, terciario o universitario por sobre las remuneraciones conformadas correspondientes a antigüedad, categorías y funciones, urdieron con notable extremismo y burdos argumentos la forma de pagarlos a la menor cantidad de trabajadores posible.

    Insistieron, a pesar de las nuevas aclaraciones hechas en el acuerdo sobre que no es necesario presentar comprobante o factura alguna para percibir el adicional por guardería, en hacerlo o en pagar sumas menores.

    Párrafo aparte merece el fraude implícito en  los sistemas de remuneración variable con objetivos variables que, para colmo no son actualizados como corresponde, siendo que en el caso de los que se perciben mensual y habitualmente no se les aplica la actualización que corresponde por los acuerdos salariales; denuncia que por cierto no implica que los convalidemos, ya que suponen una práctica de explotación inaceptable, origen de los no pocos problemas de salud que sufren los bancarios.

    A propósito, nos preocupa que se demore la Constitución de los Comités Mixtos de Salud e Higiene prevista para el año pasado, y señalamos como hecho del que hay que ocuparse el nivel de sobrecarga laboral y acrecentamiento del riesgo que implica el funcionamiento con billetes de mayor valor de una denominación hoy insuficiente.

    Debemos, en este punto, decir en función de la síntesis exigible a este despacho, al que se anexan diversos informes presentados por los miembros de la Comisión, que en materia de irregularidades se ha repetido la casuística citada en el informe del año anterior al que nos remitimos, citando como casos preocupantes por diversos motivos los relativos a los Bancos BBVA, Citi, Hipotecario, Macro, Itaú, Patagonia, Santander, HSBC, Cetelem, Industrial, Piano, Columbia, Santa Fe y San Juan

    Ello no quiere decir que el accionar de la Asociación Bancaria en relación a estos incumplientos no haya arrojado resultados. Al contrario nuestro  accionar gremial sigue reduciendo el margen de acción de las entidades para estas irregularidades, prueba de ello es el crecimiento de las afiliaciones en la banca privada, pero los administradores de los bancos, siempre, tienen una inagotable creatividad para robarnos una parte de nuestro salario.

    Visto lo expuesto la Comisión de Banca Privada propone al XLI Congreso Bancario resolver:

    1) Insistir en el reclamo de una reforma financiera integral, de una ley de servicios financieros que ratifique el carácter público de los mismos, y la revisión de la normativa del Banco Central con participación de la Asociación Bancaria.

    2) Ratificar que la discusión del nuevo convenio ha de hacerse sobre la base de los derechos adquiridos y reflejados en el Convenio Colectivo de Trabajo 18/75, y que por ello deben denunciarse, antes de la negociación, nuevamente todos los incumplimientos e irregularidades ante la autoridad de aplicación e iniciarse un plan de acción gremial

    3) Exigir el estricto cumplimiento de la jornada laboral y el horario de atención al público señalando como casos intolerables los de los Bancos Citi, BBVA,  Piano e Industrial. Profundizar medidas de acción gremial sobre las entidades que al ingreso de sus trabajadores les hacen firmar un compromiso carente de legalidad para laborar más horas  diarias de las que corresponden en una inadmisible extorsión. Iniciar una campaña para la reducción de la jornada laboral a 6 horas. Requerir su cumplimiento, por razones de insalubridad, en forma urgente en los call center.

    4) Exigir el cumplimiento irrestricto de categorías y adicionales de convenio, y del principio de control por oposición en todas las instancias de la organización del trabajo en la actividad.

    5) Exigir la regularización y cumplimiento estricto de las licencias ordinarias.

    6) Exigir la completa revisión, con participación de la Asociación Bancaria, de los denominados sistemas de remuneración variable por productividad. Accionar de inmediato sobre las entidades que abonan parte de estas remuneraciones con pagos en especie o tarjetas “regalo”.

    7) Accionar con renovado vigor contra  los despidos, “por goteo”, encubiertos o no, precedidos frecuentemente por hostigamientos y maltrato.

    8) Exigir el estricto cumplimiento del Convenio Colectivo de Trabajo y acuerdos salariales correspondientes en el Banco Hipotecario.

    9) Reclamar que todos los Bancos se hagan cargo hasta, que se derogue, del pago del Impuesto a las Ganancias sobre nuestros salarios, equiparando con las correspondientes compensaciones a todos los trabajadores bancarios, con quienes ya las perciben sobre todo en los bancos públicos, pero también en los privados donde se materializan muchas veces en la adjudicación de diversos bienes o en el reconocimiento de gastos personales como propios de la empresa. 

    10) Ratificar y resaltar lo actuado por el Secretariado General Nacional en materia de acción gremial y negociación paritaria.

    11) Dar continuidad al Plan de lucha por la reincorporación de los 36 compañeros despedidos en Tucumán y por la derogación del impuesto a las ganancias a los ingresos salariales que no son ganancia.

    Se anexan los informes BANCO FRANCES, BANCO INDUSTRIAL LA PLATA, SECCIONAL BUENOS AIRES,: TERCERIZACIONES, ENCUADRAMIENTO SINDICAL Y CONVENCIONAL, BANCA PRIVADA EXTRANJERA, BANCA PRIVADA NACIONAL,  BANCA ESPECIALIZADA, CGI BANCO MACRO SECC SANTA FE, SECC LA RIOJA,  LA CAJA DE AHORRO Y SEGURO S.A. PRESENTACION BANCO GALICIA SECCIONAL MAR DEL PLATA ANTE EL MINISTERIO DE TRABAJO,  BANCA PRIVADASECCIONAL CORDOBA.

    27 de junio de 2014

    Presidente:

    BERROZPE, Eduardo (Buenos Aires)

    Secretario

    LUPIANO, José R. (Mar del Plata)

    Vocales

    RINALDI, Patricia (Buenos Aires)

    ESTOUP, Alejandra (Buenos Aires)

    LÓPEZ, Mabel A. (Resistencia)

    ITURRALDE, José (Azul)

    FIURE, Daniel (Buenos Aires)

    UBALTÓN, Víctor H. (Venado Tuerto)

    PETTA, Juan Carlos (Marcos Juárez)

    BORGES DINIZ, Amadeo (Villa Mercedes)

    RODRÍGUEZ, Jorge (Gral. Roca)

    AIELLO, Martín (Mar del Plata)

    ORTEGA, Luis G. (Rosario)

    GIORGETTI, José María (Chivilcoy)

    GÓMEZ MORETTI, Adolfo (Buenos Aires)

    DEL BUONO, Cynthia S. (Buenos Aires)

    RIVERO, Carlos F. (Santa Fe)

    AGUILERA, Rubén (Buenos Aires)

    GÓMEZ CALDERÓN, Juan M. (Buenos Aires)

    JUÁREZ, Eduardo (Córdoba)

    CANTELMI, Graciela (Paraná)

    PERELLO, Jorge (San Juan)

    MONTELIRIO, Andrea (Villa María)

    CASTANO, Alberto (Buenos Aires)

    JUÁREZ, Carlos (Santiago del Estero)

    GIACOY, Natalia (Bueros Aires)

    PEREZ, Víctor Ataliva

    SCHENKEL, Daniel (Trelew)

    BUSTELO, Claudio (Buenos Aires)

    WAGNER, María E. (Mar del Plata)

    PEONI, Pablo (Villa María)

    PAOLELLA, Pablo (Buenos Aires)