• jueves 22 agosto 2019

    03-04-2014

    Malvinas: Cable Télam/Tiempo Argentino/Clarín 02/04/14



     

    MALVINAS-BANCARIOS/
     
     
    DELEGACION DE 19 BANCARIOS RINDIO HOMENAJE A CAIDOS EN MALVINAS 
     
    Buenos Aires, 2 de abril (Télam).- Una delegación de 19 veteranos de guerra bancarios, que acompaña en las Islas Malvinas el secretario de Acción Gremial de la Asociación Bancaria (AB), Gustavo Díaz, homenajeó este mediodía en Darwin a "los héroes argentinos que reposan en ese cementerio", informó el sindicato.
    El secretario nacional de Prensa del gremio, Eduardo Berrozpe, informó hoy a Télam que en el archipiélago austral -integrando la delegación- está el presidente de la Comisión de Veteranos de Guerra del Banco de la Nación Argentina (BNA) y secretario general de la seccional Concordia del sindicato, Ramón de León.
    "El gobierno usurpador de Malvinas negó el permiso para que hoy llegara a las islas un avión en el que iban a viajar el secretario general de la AB, Sergio Palazzo, y el titular de la cámara empresaria ADEBA, Jorge Britos", puntualizó hoy Berrozpe. 
    Esa comitiva también iba a ser integrada por el secretario adjunto de la Bancaria, Andrés Castillo; el de Finanzas, José Lupiano, y el propio Berrozpe, señaló un comunicado de prensa. 
    "Los motivos de la repudiable e ilegal negativa de los invasores se fundamentaron en el objetivo gremial y de la ADEBA de firmar en las islas un acuerdo en beneficio de los veteranos bancarios y en la presencia de Castillo en la delegación, quien siendo ya un destacado sindicalista de la Caja de Ahorros formó parte del  Comando Cóndor que desembarcó en Malvinas en 1966", explicó.
    Castillo participó hoy en esa condición en el acto que encabezó la presidenta Cristina Fernández de Kirchner para reivindicar a Malvinas, donde fue instalada "una bandera que fue izada en ocasión de ese hecho histórico y de forma vergonzosa reprimido con prisión en perjuicio de los integrantes del Comando Cóndor por decisión de la dictadura de Juan Carlos Onganía", dijo Berrozpe.
    El dirigente subrayó que, en "un marco de camaradería, los combatientes bancarios de Malvinas visitaron hoy el cementerio de Darwin y recorrieron las posiciones en las que en su momento estuvo cada uno, con emoción y respeto por vivencias compartidas".
    La delegación bancaria llegó a Puerto Argentino el 29 de marzo último para realizar "una vigilia en Malvinas, honrar a los héroes y fortalecer las historias personales, reafirmando el compromiso de lucha institucional por el bienestar común y trabajando para concretar el viaje de todos los bancarios que combatieron".
    Los bancarios saludaron al pueblo "en este aniversario del Día del Veterano de Guerra y de los Caídos en Malvinas", una tierra usurpada desde 1833, y bregaron por "la recuperación de las islas en paz, con diálogo y la capacidad de la conducción política".
    "A 32 años de aquella gesta protagonizada, por el esfuerzo y compromiso permanente del gremio y otras instituciones como el  Banco Macro y el de la Nación Argentina, 19 combatientes buscan en sus posiciones los recuerdos enterrados en el conflicto", dijeron.
    La delegación sostuvo que no obstante "la permanente vigilancia y presión de las fuerzas militares ocupadoras de la tierra argentina, el sentimiento patriótico de los combatientes continúa vivo, desplegando en cada momento la celeste y blanca y entonando con lágrimas y emoción las estrofas del himno nacional".
    El grupo que viajó a Malvinas está integrado por De León; Julio Luna; Ignacio Cepeda; Renee Toledo; Héctor Contrera; Justo Valle; Carlos Mestre; Noel Nux; Eduardo D`Orsi; Fernando Romero; Ricardo Otero; José Riquelme; Jorge Fernández; José Campagnoli; Pedro Castel; José Guerra; Amílcar Dib; Juan Yacante y Juan Trimboli y el dirigente de la Asociación Bancaria Gustavo Díaz. 
    Los paritarios de la Bancaria, los directivos de las cámaras empresarias y el titular del Banco de la Nación, Juan Forlón, firmaron ayer en la sede del gremio, Sarmiento 341, un acuerdo de compensación para bancarios veteranos que lucharon en 1982.
    El acuerdo contempló "una compensación histórica adicional de 2.000 pesos mensuales no remunerativos", informó Berrozpe.
    (Télam).-
    ar-jab
     

    3 de abril de 2014

    “Operativo Cóndor”: la llegada de un grupo del PJ a las Malvinas

    Reivindicación. La Presidenta, junto a una de las banderas llevadas a las Malvinas en 1966

     

    02.04.2014 | La presidenta encabeza hoy el acto central por el 32º aniversario de la guerra de malvinas

    El Reino Unido se opuso a un homenaje de ex combatientes

    Veteranos de la guerra nucleados en la Asociación Bancaria iban a firmar en las islas un acuerdo para beneficiar a trabajadores que combatieron en 1982. El gobernador kelper desautorizó el viaje a última hora.

    Por Ana Clara Pérez Cotten

    Al cumplirse 32 años de la Guerra de Malvinas, una decisión burocrática –pero profundamente política– del gobierno de Gran Bretaña arruinó ayer el homenaje que había organizado un grupo de diez ex combatientes que integran la Asociación Bancaria. Habían pensado un acto histórico y simbólico: 20 ex combatientes firmarían en Malvinas un acuerdo con las Cámaras Empresarias para beneficiar con un plus salarial a los trabajadores que fueran veteranos de guerra. Pero a última hora, el gobernador kelper Colin Roberts desautorizó el vuelo de los dirigentes sindicales y los banqueros y frustró el homenaje. "La aplicación fue denegada por expresa decisión del gobernador de las islas", dice el escueto email que lleva la firma del director de Aviación Civil, Bruce Wilks.
    Andrés Castillo, el secretario general adjunto de la Asociación Bancaria y uno de los impulsores del homenaje, estaba anoche indignado por la decisión del gobierno inglés. Esa bronca quedará, al menos en parte, atenuada este mediodía. Castillo tiene una historia personal y de militancia vinculada a las islas. Junto a otros 17 jóvenes peronistas, logró el 28 de septiembre de 1966 que siete banderas argentinas flamearan durante 36 horas en el archipiélago. El periplo autodenominado Operación Cóndor –que implicó el secuestro de un avión de Aerolíneas Argentinas y una causa judicial– ingresará este mediodía definitivamente en la historia oficial cuando la presidenta Cristina Fernández presente, durante el acto oficial y en una de las paredes del Patio Malvinas Argentinas de la Casa Rosada, una de las siete banderas del Operación Cóndor. "Siento una emoción comparable a esas horas que estuve en Malvinas. Nadie hablaba de este tema, no nos reconocían. El gesto de la presidenta es enorme", aseguró ayer Castillo y aclaró que, pese a la prohibición de viajar, el acuerdo que le permitirá a los veteranos de su gremio cobrar un plus de 2000 pesos todos los meses se firmará en Buenos Aires.


    Con el objetivo de reforzar el carácter de política de Estado que buscó darle a la cuestión Malvinas durante sus dos mandatos, se descuenta que la presidenta hablará este mediodía por cadena nacional. Anoche, funcionarios involucrados en la organización recordaban que el patio donde tendrá lugar el acto fue inaugurado el 2 de mayo de 2012, cuando se cumplió el 30 aniversario del hundimiento del Crucero ARA General Belgrano. Insistían en que la decisión de que una de aquellas siete banderas se exhiba en el Patio Malvinas Argentinas es un claro gesto político de reconocimiento a los militantes peronistas que participaron de la Operación Cóndor. Pero también –explicaban– debe ser visto como un intento de que, desde ese rincón, la insignia le recuerde a los funcionarios que recorran la Casa en el futuro que el reclamo por la soberanía del archipiélago es una política de Estado que debe trascender lo partidario.


    A 46 años del hecho, la hazaña que implicó la Operación Cóndor sigue interpelando las cuestiones más  auténticas del reclamo de soberanía.  "Reafirmamos con nuestra presencia la soberanía nacional y quedar como celosos custodios de la azul y blanca. O concretamos nuestro futuro o moriremos con el pasado", dijo esa mañana de 1966 quien oficiaba como jefe, Dardo Cabo. Le decían a Lito, era alto y delgado, tenía sólo 25 años y trabajaba como periodista pero tenía militancia sindical en la Unión Obrera Metalúrgica. La idea del grupo era reclamar la soberanía sobre el territorio y esperar que un sector del Ejército argentino aprovechara esa situación y desembarcara en las islas para recuperarlas. Pero eso nunca sucedió: el gobierno de facto de Onganía emitió un comunicado en el que expresó que "la recuperación de Malvinas debe ser resuelta por la vía diplomática y no por un acto de piratería". Dos días después de ver flamear las siete banderas argentinas en las Islas, los militantes fueron detenidos y meses después, condenados por privación ilegítima de la libertad, portación de arma de guerra, asociación ilícita, piratería y robo en descampado.

     
    Dardo Cabo fue asesinado por el Ejército el 6 de enero de 1977, una semana después de cumplir 36 años. María Cristina Verrier, su compañera y tercera al mando de la Operación, cuidó como una guardiana las siete banderas durante casi medio siglo. En 2012, le escribió una carta a la presidenta donde expresó su voluntad de que sus banderas estuvieran "vivas" y recorrieran el país. El 25 de agosto de ese año, la presidenta contó sobre aquella carta durante un acto en homenaje al Gaucho Rivero, quien hace 180 años bajó la bandera inglesa que flameaba en Malvinas y la remplazó por la nacional. "Cada una de las siete banderas tiene esta inscripción que certifica que fueron las siete banderas que flamearon en Malvinas. La más sucia, la que más había flameado fue la que María Cristina me pidió que llevara al mausoleo de Néstor", explicó. Desde entonces, el gobierno se ocupó de repartir las banderas por distintos puntos del país vinculados: la Basílica de Itatí en homenaje a los soldados correntinos fallecidos en el Atlántico Sur, el Museo y Memorial Malvinas en el predio de la ex ESMA, el Congreso Nacional, el Museo del Bicentenario y la Catedral de Luján consagrada a la virgen de Luján que es la patrona de todos los argentinos y, por último y desde este mediodía, el Patio Malvinas Argentinas en la Casa Rosada.