• domingo 16 junio 2019

    09-01-2019

    Otro camino es posible



    9/1 – Sergio Palazzo hizo uso de la palabra en la presentación del libro “Hay otro camino” del Diputado Nacional Agustín Rossi, que se llevó a cabo en SUTERyH (Sindicato Unico Trabajadores de Edificio de Renta y Horizontal), con la presencia, entre otros, de Daniel Filmus, Diputado Nacional, ex Ministro de Educación, Ciencia y Tecnología, Alejandro Vanoli, Ex Presidente del Banco Central y Héctor Recalde, abogado laboralista y ex Diputado Nacional, entre otros.

    Rossi aseguró que “la posibilidad de ganar las presidenciales es alta si construimos la unidad opositora para llevar adelante un programa electoral y de gobierno que represente a los argentinos que son agredidos por el modelo económico de Cambiemos”.

    Destacó la presencia de Palazzo, “un dirigente sindical que defiende a sus representados y que por su formación política y sentido de la solidaridad hace lo que dice y dice lo que hace, construyendo poder popular y luchando por una Argentina soberana”.

    En su intervención Palazzo agradeció al Diputado Rossi el apoyo incondicional, de no haber votado nunca una ley en contra de los trabajadores y “particularmente la coherencia que ha defendido con hidalguía, principios y convicción lo que creía justo: crecimiento de derechos para los trabajadores argentinos”.

    Destacó que en la Argentina de hoy, donde el slogan es que lo que nos pasa es inevitable, apoyado en comunicadores sociales de los medios hegemónicos, Rossi propone un programa con propuestas, con ideas y sobre todas las cosas tiene ideología.

    Aseveró que cuando hablan del proteccionismo de las grandes potencias sería bueno instalar el debate sobre proteccionismo en el establishment argentino, defensor de la política de libre mercado. “En la Argentina sigue la discusión anacrónica de que es malo subsidiar, entre otras cosas, que hoy gran parte de la ciudadanía no puede pagar. Al menos hay que ponerlos contra la pared en la contradicción de su propia ideología cuando el mundo está cambiando y está protegiendo su economía”, destacó.

    Señaló que la economía tomó un rumbo equivocado, caída del consumo interno, caída del poder adquisitivo de la clase media y de los más vulnerables producto del cálculo de haberes por la reforma previsional, un endeudamiento atroz que ex profeso está condicionando al gobierno que venga, y coincido en la apreciación que hace Rossi “que el FMI va a tener que sentarse a renegociar un acuerdo”.

    Palazzo indicó que el capítulo vinculado al avance tecnológico es muy importante porque se está cambiando el mundo del trabajo, lo que se hacía manualmente se hace por la robótica, inteligencia artificial y necesitamos “que los pibes vuelvan a tener sus notebooks, que vuelvan a tener ese sentido de inclusión que no tiene en cuenta este gobierno que cierra escuelas en vez de generarles herramientas para el nuevo desafío que hay frente al avance tecnológico”.

    Agradeció la referencia personal pero advirtió que “son luchas colectivas que está dando la Bancaria. Hay momentos que no hay grises que transitar, o se es blanco o se es negro. Y cuando gobierna la derecha y particularmente en la Argentina que es un país rico en historia sindical no hay que ser funcional al gobierno de Macri”.

    Planteó la necesidad de la unidad más amplia posible para derrotar este modelo político, económico y social y reflexionó que ser opositor tiene sus consecuencias. “Nos castigan con la quita o la poda de aportes, pero decidimos tomar ese camino…”.

    Para cerrar afirmó que “hay algo que no nos van a quitar, es la alegría y el amor de militar por un país mejor, más solidario y más inclusivo. Aquellos pocos que empezamos militando contra el gobierno de Macri, cuando el nivel de adhesión de la sociedad era muy alto, ya no estamos tan solos. Cada vez somos más en la calle y cada vez nos sumamos más contra este gobierno y ahí el punto de inflexión. O aceptamos la triste realidad y eso inmoviliza y paraliza o pegamos el grito de rebeldía. Para el movimiento nacional y popular hay un solo camino,  el que marcaba Raúl Alfonsín cuando decía que con la democracia se come, se cura y se educa, con la justicia social de Perón y de Evita se logra la felicidad del pueblo argentino y con la inclusión, protagonismo y participación que dio Néstor y Cristina se revaloriza la política…”.