• domingo 16 junio 2019

    02-04-2019

    Obligación Urgente | Ley de Servicios Financieros



    Un 2 de abril de 1976 el Co Dictador Martínez de Hoz anunció su plan económico neoliberal basado en la valorización especulativa del capital. Se impuso a sangre y fuego. Destruyó la industria nacional y el empleo, devaluó en un 40% el poder adquisitivo del salario.

    Martínez de Hoz impuso, como hoy el gobierno de Macri, la liberalización de las importaciones y la desregulación financiera mediante la Ley de Entidades 21526, aún vigente a pesar del reclamo de siempre de la Asociación Bancaria.

    La fiesta usuraria sigue a costa de todos.

    Todos los gobiernos constitucionales posteriores a la Dictadura Militar, en el mejor de los casos, se hicieron los distraídos en cuanto a esa legislación financiera. El actual profundiza esa desregulación con simples resoluciones del Banco Central.

    Una negligencia que con urgencia debe subsanarse mediante la urgente sanción de una Ley de servicio público financiero.

    Ahora es el momento de una real reforma financiera favorable al trabajo y la producción argentinos.

    La oposición debe actuar hoy, cuando el Ejecutivo pretende imponer mediante una reforma a medida de su Carta Orgánica que el  Banco Central sea “independiente”, es decir sujeto al interés de la usura internacional  y neutralizar la legislación penal en materia financiera. Ellos saben que nos están estafando. Saben que el quebranto es inexorable.

    Todos los actuales integrantes del Congreso de la Nación son responsables de actuar. Cada día que pasa el daño es mayor. La denominada oposición puede unida hacer esa necesaria reforma financiera, si pone en primer lugar  el interés nacional, por encima de afanes electoralistas.

    Hay que frenar a los criminales financieros.
     

                                                                                                                                                                                                                                 Eduardo Berrozpe