• sábado 19 septiembre 2020 Año del General Manuel Belgrano

    16-09-2020

    16-9-1955: GOLPE DE ESTADO | REVOLUCIÓN FUSILADORA



    El 16 de septiembre de 1955, un golpe de Estado terminó con el gobierno democrático encabezado por el general Juan Domingo Perón.

    El ataque al gobierno legítimo, que promovió la Justicia Social, se llamó a sí mismo, paradójicamente,  “revolución libertadora” y fue el primero de una serie de dictaduras cívico-militares que vivimos, los argentinos, durante muchos años.

    El 18 de septiembre la Escuadra de Mar, a cargo del almirante Isaac Rojas, llegó a la altura de Pontón Escalada y lanzó su ultimátum: si Perón no renunciaba, bombardearían la ciudad de Buenos Aires y la destilería de petróleo de La Plata. Para demostrar que su decisión era definitiva, ordenó el bombardeo de la destilería de Mar del Plata, destruyéndola.

    El general Perón, Presidente de la Nación, ante las amenazas de bombardeo de bienes de la Nación y población civil, ya con el antecedente de los bombardeos en Plaza de Mayo que habían costado tantas vidas inocentes, presento su renuncia.

    El gobierno de facto tomó medidas drásticas:

    Disolución del Congreso

    Intervención de los gobiernos provinciales

    Intervención de la CGT

    Intervención de la totalidad de los sindicatos

    Intervención de la Universidad

    Disolución del Partido Peronista

    Cesantía de los integrantes de la Corte Suprema de Justicia

    Derogo la centralización de los depósitos bancarios.

    Liberación de los precios

    Congelamiento de los salarios

    Se devaluó el peso

    Se produjo el ingreso al Fondo Monetario Internacional

    Se tomaron empréstitos que dieron comienzo a la deuda externa

    Con respecto a nuestro país, la consecuencia del golpe de Estado del 16 de septiembre de 1955 fue que se pasó de un gobierno progresista que había logrado una verdadera revolución sin sangre, sin deuda externa, con pleno empleo, con una industria pujante, con la participación de los trabajadores en el 50% del Producto Bruto Interno a un país endeudado, dependiente, devaluado; se truncaron todas las posibilidades de desarrollo, la desocupación fue creciente, con una vuelta atrás en lo que hacía a los derechos sociales.

    Se derogó la Constitución  Nacional sancionada en 1949.

    Se instauró un régimen de dura represión, presos y despidos por causas políticas.

    Fuente: Instituto Juan Domingo Perón