• sábado 04 abril 2020 Año del General Manuel Belgrano

    16-11-2016

    CIERRE DEL CURSO DERECHO A LA IDENTIDAD



    En un acto co presidido por Estela de Carlotto, Presidenta de  Abuelas de Plaza de Mayo, Sergio Palazzo, Secretario General de la Asociación Bancaria, y Federico Thea, Rector de la Universidad Nacional de José C. Paz. Fueron acompañados en el estrado por Andrés Castillo, Secretario Nacional Adjunto, José Lupiano, Secretario de Finanzas, y Julián Algueiro, Prosecretario de Derechos Humanos de la Seccional Buenos Aires, cerraron un curso dictado por esa Casa de Altos Estudios en la Asociación Bancaria. A continuación reproducimos sus exposiciones.

    Palabras de Sergio Palazzo

    "Una inmensa alegría que nuestra casa haya sido el lugar donde pudiéramos avanzar con este curso sobre “Derecho a la identidad” por distintos motivos. Principalmente por el significado que tiene, precisamente, el derecho a la identidad. Recién le preguntaba a Estela mientras tomábamos un café en mi oficina, cómo sobrelleva ella con tanta tranquilidad, naturalidad espontaneidad y simpleza ser una de las mujeres que cambió el destino de este país. Porque es así en definitiva. No seríamos lo que somos como democracia si no hubiéramos tenido gobiernos que defendieran el proceso democrático y compañeras y compañeros, algunos entregaron su vida, otros desaparecieron y otros desde no la venganza sino del amor reconstruyendo una sociedad para buscar memoria, verdad y justicia.

    Por eso el significado tan particular que tiene para una organización gremial como la nuestra poder haber sido receptores de la inquietud de la universidad, de Abuelas de haber podido cristalizar este hecho tan importante y trascendente como es este primer curso sobre Derecho a la identidad.

    Cuando uno ejerce la titularidad de un cargo en cualquier estamento, organización o poder, no sólo tiene la obligación protocolar de hablar de lo que pasa en el momento y por la circunstancia que es convocada sino que tiene la obligación de hablar de los temas que hacen al funcionamiento de una sociedad, en este caso de una organización sindical por eso voy a permitir haber hecho esas breves palabras de agradecimiento por haber sido sede de este encuentro y hablar un poquito de la realidad que nos toca vivir.

    Recién Federico decía que el fiscal Marijuan había decidido iniciar una investigación sobre las 53 universidades y comparto plenamente lo que dice. Lo que está en tela de juicio y lo que está bajo investigación es la educación pública en Argentina y particularmente la educación universitaria pública que tuvo un crecimiento exponencial fenomenal no sólo en cantidad para absorber volumen de trabajadores que puedan ir a la facultad sino en calidad educativa.

    Yo recuerdo, y va en consonancia lo que hace esta fuente de periodismo denominado fiscal porque  uno debería categorizarlos. En el periodismo están los periodistas de investigación, están los periodistas, los que transmiten noticias, están los panelistas, están los movileros y la categoría más baja es la de informantes o fuentes. Marijuan es fuente. Es la fuente de Majul. Si Uds. recuerdan es el que preanunciaba un posible procesamiento a la ex presidenta de la nacón vía telefónica tal cual si fuera la fuente. Es decir está en la última de las categorías de ese submundo del periodismo a veces condicionante.

    Precisamente lo que se pone en tela de juicio de investigación para evitar el crecimiento y la continuidad es la educación pública universitaria. Yo recuerdo muy claramente porque va en consonancia con la medida judicial lo que decía el actual presidente en campaña: “¿Para qué quieren tantas universidades públicas? Son demasiadas”, dijo. Bueno, parece que empezó a buscar la forma de que no sean tantas.

    Y nosotros, desde este humilde espacio de militantes sindicales que tenemos tenemos que decirle, para esto queremos universidades públicas. Para preservar los valores morales, éticos, republicanos de una sociedad. Para eso queremos universidades públicas. Para que se forjen de la mano de un rector joven como Federico y un cuerpo de profesionales excelentes como los de José C. Paz, como hemos visitado la Untref, como visitamos la universidad de Víctor que es una universidad del movimiento obrero. Porque queremos empezar a discutir que esa agenda de los argentinos, también desde lo técnico sea una agenda surgida del campo nacional y popular aunque resulte antiguo hablar en estos términos.

    Es decir, si alguien tuviera que darle una respuesta a Macri así como aquel presidente de los Estados Unidos se ponía un cartel que decía son los impuestos estúpidos, nosotros nos tenemos que plantear es la educación estúpido, porque queremos ministros que respondan al campo nacional y popular y no queremos ministros del Newmann, de las universidades privadas o de los máster en Harvard.

    Entonces, vaya un fuerte compromiso de esta organización en acompañar todas las acciones que sean necesarias exponer en la sociedad que el ataque es contra la universidad pública y es contra el crecimiento intelectual de las clases más desposeídas que son las que tienen acceso a la universidad pública o que la universidad pública le da esa oportunidad de crecimiento.

    Volviendo y retomando este tiempo en la Argentina creo que tenemos que analizar y poner en situación la gravedad institucional a la que se nos está llevando hoy en la Argentina. Cuando hablo de esto no sólo hablo de un poder judicial que actúa conforme a decisiones o instrucciones políticas. Hablo de que están condicioanndo a la sociedad argentina por generaciones con un endeudamiento fenomenal que va a someter y va a condicionar y que va a quitar soberanía política, económica por varios años en la Argentina.

    Y es tiempo que aquellos que fuimos muy poquitos en un principio y cada vez empezamos a ser un poco más redoblemos nuestros esfuerzos para que esto no suceda en el país, porque si no después vamos a perder generaciones por miseria, por hambre, por falta de condiciones de calidad de vida y porque tampoco se van a poder tomar decisiones por los niveles de endeudamiento a que se somete a la República Argentina.

    Por eso se hace absolutamente imprescindible llenar todos los espacios. Alguna vez y los que estudian psicología me irán a corregir, sino tratarán de entender la asimilación casera que hago del tema del concepto que hace esta gente que busca crear significantes vacíos en la sociedad y nosotros tenemos que llenar esos vacíos. A la quita de presupuesto de ciencia y técnica que le permitió a los argentinos tener un banco genético propiciado por las Abuelas para que sirva para recuperar la identidad de tantos chicos en Argentina hay que contestarle llenando esos espacios con militancia y explicando por qué hace falta más plata para ciencia y técnica. A las investigaciones judiciales que pretenden desarticular la educación universitaria hay que contestarle con militancia, con compañeros en la calle, confrontando ideológicamente y conceptualmente con esos conceptos de vacío. Nosotros tenemos que llenar todos los espacios.

    Cuando se habla de llenar las plazas hay que llenar los espacios. La plaza es un espacio simbólico. Tenemos que llenar los espacios del debate para recuperar que los gobiernos vuelvan a ser nacionales, populares, independientemente de su origen partidario. Pero tenemos que volver a recuperar los espacios del debate que nos lo están ganando por falta de presencia.

    Esa es la invitación en un día como hoy, donde muchos de ustedes han culminado un curso vinculado al derecho de identidad. Nosotros tenemos que recuperar la identidad de lo que somos, somos un pueblo, no somos una empresa para que nos conduzcan los Ceo`s de un gabinete y eso se recupera con militancia, con compañeros en la calle, con firmes convicciones y con una organización gremial como ésta que se pone a disposición del movimiento universitario, del movimiento obrero y de los movimientos de los derechos humanos para que esto prosiga y que no quede también como un significante vacío la pérdida o la desaparición de treinta mil compañeros en la Argentina para que terminemos un presidente provocador diciendo que acá hubo una guerra entre dos bandos y que no sabe si son ocho mil o nueve mil los que están escritos en un mural como dijo.

    Esa provocación no hay que tolerarla, no hay que admitirla, acá hubo terrorismo de estado reconocido por todos los organismos internacionales, aún los más recalcitrantes de la derecha y no podemos tolerar que un presidente de la nación diga que acá hubo una guerra. Acá hubo terrorismo de estado que le costó la vida a treinta mil compañeros y que merecen de nosotros el mayor de los esfuerzos de militancia.

    Paso un aviso parroquial antes de escuchar a quien todos queremos escuchar, que es una voz más que autorizada y de la que tenemos que aprender todos los días que es Estela, un aviso parroquial menor.

    Estamos muy cercanos, le digo a los compañeros bancarios, de probablemente poder alcanzar un acuerdo después de tanta lucha, mientras muchos compañeros miraron para otro lado nosotros decidimos dar una pelea en absoluta soledad que era plantearnos una reapertura de paritarias que compensara la diferencia inflacionaria entre acuerdo y salario y es un punto central de la negociación. A nosotros con un bonito de mil pesos o de dos mil pesos no nos van a arreglar, no porque nos creamos más que nadie, sino porque creemos que la dignidad del trabajador se la defiende en la calle y pidiendole que quienes generan aumento de precios se hagan cargo de las diferencias salariales que la inflación provoca.

    Estamos cerca de conseguirlo, estamos en una ronda de negociaciones casi definitiva y si no fuera que pudiéramos conseguirlo porque se entorpece por algo, nosotros sabemos que tenemos un solo camino que recorrer que es seguir luchando, no vamos a bajar los brazos. Pero hemos llegado al lugar donde queríamos estar, en el tiempo en el que queríamos estar y con la conducta con la que queríamos estar. A nosotros no nos compraron con la distribución de los fondos de las obras sociales, es más, hemos sido castigados y lo denuncio, mientras se repartieron dos mil novecientos millones de pesos entre las obras sociales, a la asociación bancaria le tocaron cinco millones de pesos porque pensaron que íbamos a pedir más plata y con esos nos arreglaran, se equivocaron. Después nos mandaron a los inspectores de la superintendencia a revisarnos hasta el último papel en nuestra obra social, no encontraron ni un ticket que faltaba, se equivocaron. Y hace una semana antes del paro, se terminaron yendo porque también nos mandaron los inspectores de la afip al sindicato.

    No es gratis tener la posición que nosotros tenemos, tiene sus consecuencias y yo como secretario general de esta organización, las asumo todas, porque en la bancaria entre la mano “fraterna” y generosa de los patrones del sistema financiero y de este gobierno, yo prefiero la mano de los compañeros y seguir luchando en la calle.

    Por eso tengamos, yo les pido la paciencia porque sé que hay ansiedades con ese tema, les pido la paciencia para no equivocarnos en un momento en el que tenemos que tener tranquilidad y será esta semana o la que viene, pero terminaremos seguramente redondeando un acuerdo que cubra las expectativas que era la recomposición en materia de porcentajes y si le podemos sacar un bono también se lo vamos a sacar porque se lo merecen, pero primero que nos reconozcan la diferencia inflacionaria.

    Bueno yo sin más y agradeciendo la presencia de Federico, de la universidad, agradeciéndole a los expositores que me han comentado, que han sido de una magnitud fenomenal la calidad que han tenido en sus exposiciones y agradeciéndole a mis compañeros, quiero darle la palabra a quien realmente es una referente, yo le explicaba hoy, les decía que uno que tiene algunos años militando en la política y en el sindicalismo en mi condición de radical, en su condición de peronista, otros tendrán otras personas adelante. Si yo hay dos personas que realmente admiro profundamente de este tiempo de la democracia son a Raúl Alfonsín y a Estela de Carlotto quien ha llenado un espacio muy importante en la vida de los argentinos, que tiene que ver con haber sido parte de una gesta y de una lucha inconmensurable, titánica, épica, David contra Goliat es poco, la pelea que llevo a cabo o que le tocó liderar a ella. Y lo hizo desde el lugar que más conmueve a cualquier ser humano, no lo hizo ni desde la venganza ni lo hizo desde la especulación, lo hizo desde el amor y para mi Estela de Carlotto es eso, el amor que nos entrega a todos nosotros para que sigamos esa gesta. Muchísimas gracias".

     

    Palabras de Estela de Carlotto

    "Bueno, muy buenos días queridos amigos. Me coarta un poco empezar hablar después de estas palabras, que me parecen súper exageradas, Estela es una más, somos las Abuelas un trabajo colectivo, sigue siendo un trabajo colectivo, somos menos pero tenemos la juventud con nosotros tenemos los nietos recuperados, la generación que nos va a reemplazar el día que no estemos.

    Pero además quiero en este momento en el que estamos cerrando este ciclo tan maravilloso que sabemos que ha sido un éxito de presencia, de expositores, de aprendizaje, de intercambio, la emoción que me da estar en esta casa, esta casa amiga, la Bancaria, una casa de brazos abiertos de amistad sana y de compromisos con una lucha, una lucha que es del pueblo, que es la lucha por los derechos humanos, los violentados durante la dictadura cívico militar pero también los otros derechos humanos, de vivir dignamente cada uno de nuestros ciudadanos que es lo que soñaban nuestros hijos, cuando dieron la vida por una justicia social era que todos tuvieron la alegría de vivir y vivir bien.

    Esto en estos momentos nos preocupa, yo digo nos levantamos escuchando malas noticias y nos acostamos escuchando malas noticias, pero siempre nos levantamos y siempre decimos no estamos vencidos, estamos de pie eso es lo más importante. En los lugares lógicamente a los que asisto, de encontrarme con estas miradas, con estos rostros con este calor humano, hace muy bien para seguir para alentar una continuidad en una lucha tan larga y la edad que ya tenemos quisiéramos rendir más pero las limitaciones son, existen no?

    A veces me dicen pero vos estas muy bien!, si pero tengo tantos años, entonces hay que mostrar el bastón y decir miren, y las abuelitas cuando vienen les cuesta llegar, pero estamos siguiendo abriendo el camino, nos respetan porque nosotros respetamos, pero no en la conformidad sino en la denuncia permanente y en decir las cosas en la cara de frente con quien tenemos que hablar, porque los gobiernos constitucionales que lo son ahora en esta democracia la más larga de nuestra historia hay que dialogar, cuesta a veces no nos quieren recibir, como fue que dijo el presidente que no tenía tiempo para estar con nosotros y que buscáramos otro camino. Después nos recibió porque le vino bien pero tenemos diálogo porque el estado tiene obligaciones, no es que le estamos pidiendo favores, tiene obligaciones, los ciudadanos que han sido asesinados, los niños que fueron robados, los que hoy mueren porque no comen, los que no tienen casa, los que perdieron su trabajo en este último tiempo en forma terrible, ignominiosa, los que no pueden ir a la escuela, los que no tienen atención su salud todos esos son derechos humanos también, de estos tiempos donde estamos insisto muy preocupados, pero insisto no vencidos, por eso estas reuniones donde se comparte, se aprende son reuniones que también refuerzan el sentido ciudadano. No venimos a aprender técnicas para ponerlas en práctica sino, que rol humano ciudadano tenemos que tener a partir de comprender que es la identidad para un pais, la identidad de los nietos que faltan centenares, pero la identidad de un pais, cuando hablamos de esto no tenemos más miradas que para Milagro Sala, Milagro Sala es una víctima, Milagro Sala y 9 compañeros de su lucha, están presos ilícitamente, y están organizaciones mundiales de la relevancia de las Naciones Unidas diciendo hay que liberarla y dicen que no es vinculante no? Una palabra extraña, cuando en realidad si somos miembros de Naciones Unidas pertenecemos a esa organización mundial tenemos que acatar lo que se resuelva, por que se resuelven los países miembros, ya otros gobiernos tuvieron consejos de la comisión interamericana de derechos humanos de Washington y cumplieron con una reparación, nosotros conseguimos que se anularan las adopciones presuntamente legales que hicieron los apropiadores de muchos de nuestros nietos porque las Naciones Unidas intervino y el estado acato, y ahora no hay palabra que quepa para decirles basta, y es repugnante cuando un gobernador dice no voy a soltar nunca a esa mujer, quien es el? El propietario de qué?, y la justicia qué? Entonces Milagro Sala que es el símbolo de esta época de una presa politica, merece que sigamos luchando por su libertad. Ayer lo escuchaba decir al querido amigo Zaffaroni en una charla que dimos sobre este tema, que el no la fue a ver nunca porque tiene vergüenza, vergüenza como juez por la justicia que la está juzgando por sus compañeros, que no lo son por supuesto, yo la voy a ir a ver! (Aplausos). La voy a ir a ver, en unos días, dentro de unos días, la semana que viene la voy a ir a ver, necesito verla, necesito abrazarla, necesito que sepa cuanto la respetamos y cuanto estamos luchando por ella, no solo con un cartel que es lo que he podido hacer hasta ahora porque marchar ya no puedo pero vamos a ir los organismos de derechos humanos las mujeres, madres, abuelas, familiares para estar con ella alentarla y ver si conmovemos lo que pueda quedar de humanidad en esa gente que la tiene prisionera, y no es fácil haber perdido por un tiempo corto (esperemos), y con este deseo de lucha ciudadana de no estar pasivos sino de luchar, para recuperar lo que se está haciendo para atrás, haber perdido una década que se llamo ganada, que fue una primavera, fue el paraíso donde nos respetaron, nos recibieron, nos entendieron, nos acompañaron, nos consultaron. Ser parte un ciudadano del estado del gobierno, es maravilloso porque ponemos la voz del pueblo que es el que tiene que responder, el que está en ese lugar y que es el poder, el poder conferido por voto, no para que se adueñe sino para que el que sea que responda a esas necesidades, todo pasa esto va pasar pero nunca con nuestra pasividad por supuesto, sino con nuestro compromiso.  Un compañero recién me preguntaba como yo sigo, no podría quedarme en mi casa un minuto sabiendo todo lo que hay que hacer todavía, porque falta mucho (Aplausos). Podríamos las que ya encontramos nuestros nietos, podríamos haber dicho misión cumplida, la hora del descanso no, la hora del descanso solo la muerte y nose, nose, porque a veces nos visitan aquellos que se fueron en nuestros sueños, para decir adelante, adelante mamá, adelante esposa, adelante hermana, y hay que seguir.

    De estas reuniones tan hermosas que han tenido, sale cada uno de ustedes para repartir, convocar a otros y decirles lo que vivieron y una sumatoria. Cuando preguntan ¿qué podemos hacer? Unirnos, nuestra unión es importantísima, estos lugares nos dan fuerza, nos hacen entendernos, nos hace hermanarnos y de acá sale la unidad, cada uno en su lugar más gustoso, pero el día que digamos todos, estaremos todos, todos para defender la democracia que costó tanta sangre, para no olvidar a los que dieron la vida siendo tan jóvenes, tan tiernos y tan alegres para su militancia. Sigamos con esa alegría, compartamos esa alegría, luchemos con alegría y el amor y la paz que no tienen que ser palabras de un agorero o de un pastor evangélico, sino palabras ciertas, eso mueve montañas y nos va a mover, pero siempre juntos, dándonos las manos.

    Les agradezco mucho lo que han hecho, realmente nos ayuda a seguir caminando a las abuelas que ya estamos en nuestros momentos finales pero que después de haber encontrado un nieto, uno le pide a Dios seguir viviendo mucho más para disfrutarlo pero con el disfrute de ustedes también ayuda a decir dennos vida para estar juntos y acompañarnos en esta lucha. Muchísimas gracias".