22
Domingo, Octubre,2017

SITIO WEB OFICIAL DE LA ASOCIACIÓN BANCARIA

Sidebar

Noticias



Sergio Palazzo reasume la conducción de la Asociación Bancaria



05 de octubre de 2017

Palazzo reasumió en la Bancaria y alertó por la embestida del Gobierno contra el movimiento obrero

“El ataque no es un hecho aislado”

El dirigente gremial advirtió que Cambiemos prepara el terreno para imponer su reforma laboral. Además, resaltó la unidad de la CGT.

Por Felipe Yapur

S ergio Palazzo eligió el Gran Rex para reasumir la conducción de la Asociación Bancaria. Pero no se trató de un lugar para diferenciarse de las tradiciones sindicales porque el bombo y los bronces que acompañaron los cánticos también estuvieron presentes. Ante una multitud reivindicó la fortaleza de su gremio, resaltó el grado de unidad que vive la CGT y advirtió que “el ataque del gobierno al movimiento obrero no es un hecho aislado y lo utiliza para avanzar en la reforma laboral que buscará imponer luego de las elecciones”.

Poco antes del acto, el dirigente gremial aseguró que “este gobierno hace mientras lo dejen hacer y el movimiento obrero unido puede ponerle un freno”. Palazzo indicó que la estrategia del presidente Mauricio Macri es clara y precisa: “Comenzó con el ataque a las supuestas mafias en el fuero laboral, luego habló de mafias entre los abogados laboralistas, más tarde intervino sindicatos y ahora desprestigia a los dirigentes sindicales. Todo lo hace para generar un escenario proclive a la reforma laboral que favorezca a los empresarios, que son de su clase”, dijo.

El acto comenzó con Jairo, tan radical como Palazzo, cantando el Himno Nacional. Pero unos minutos antes, el dirigente banacario aseguró ante un grupo de periodistas que la reunión del Comité Central Confederal sirvió “para unificar al movimiento obrero porque a pesar de las diferencias y matices internos no hubo ningún discurso que pueda ser considerado a favor del gobierno”. Incluso dijo que los límites del sindicalismo están claros y consideró que el diálogo iniciado debe dar frutos antes de las elecciones del próximo 22 y, en caso contrario, es preciso “avanzar hacia un paro” porque entiende que un resultado favorable en los comicios “envalentonará al presidente”.

Palazzo, que asume su segundo mandato al frente de la organización gremial, señaló que la medida de fuerza debe ser más que considerada porque “no podemos prever que las políticas laborales que quiere implementar el Gobierno sean buenas. Si así fueran las habrían presentado antes de las elecciones para ganar más votos”.

El bancario no esquivó las detenciones de dirigentes sindicales y en ese sentido señaló que “los dirigentes deben dar cuenta ante la justicia de su patrimonio y accionar. Pero el Ejecutivo utiliza de forma obscena el caso (Juan Pablo ‘Pata’) Medina pero también debería explicar de manera responsable el caso de Santiago Maldonado”.

Durante el acto, Palazzo avisó que estaba acompañado por “amigos y compañeros” del sindicalismo. Nombró a Hugo Yasky, Vanesa Siley, Roberto Baradel, Walter Correa, Leopoldo Moreau y Pablo Moyano. El propio Palazzo reconoció que mantiene una alianza estratégica con el camionero “para enfrentar los avances del gobierno contra los trabajadores”.

Ante sus afiliados, Palazzo les pidió que reflexionen antes de votar el próximo 22, que recuerden que el actual gobierno responde a los intereses de los empresarios y, por lo tanto, los convocó a “unirse para luchar contra este modelo que ataca los derechos de los trabajadores”. Al final del acto no hubo marcha peronista pero si reivindicaciones a Alfonsín, Perón, Evita, Néstor y Cristina Kirchner.


04/10/2017

Acto gremial en el Gran Rex

Un jefe sindical asegura que Mauricio Macri denuncia a las mafias para poder aplicar una reforma laboral

Lo dijo el radical K Sergio Palazzo esta tarde, al asumir su segundo mandato en La Bancaria, con la presencia de Pablo Moyano. "El Gobierno tiene un plan sistemático para socavar el poder sindical", afirmó.

Pablo Maradei

Glamoroso, Sergio Palazzo se dio el gusto de arrancar su segundo mandato al frente de La Bancaria haciendo un acto en el Gran Rex. Antes de su discurso, Jairo cantó el Himno Nacional. Luego fue el turno de Víctor Heredia. Pero también contó con la visita y apoyo de Pablo Moyano, quien viene jugando en tándem con el radical de posicionamiento crítico al Gobierno de Cambiemos.

Paréntesis: ayer el camionero no fue al Comité Central Confederal (CCC) pese a ser miembro del secretariado general. Tampoco fue Facundo ni su padre, Hugo, pero Pablo sí se hizo tiempo de venir a la calle Corrientes.

Acaso como un artista, Palazzo recibió a la prensa en una suerte de camarín en el que hizo un repaso de la situación de la CGT y de sus proyecciones como secretario general de los bancarios (Color: de fondo, Jairo calentaba la gola ensayando el Himno).

En la charla, el bancario denunció que "el Gobierno tiene un plan sistemático y premeditado para socavar el poder sindical del movimiento obrero". Detalló punto por punto: "Comenzó con la denuncia de las mafias y luego siguió con los juicios laborales y los abogados que defienden a los trabajadores. Eso genera desprestigio sindical para que todo eso abreve en las intervenciones para concluir en una reforma laboral".

Respaldó en ese sentido cada uno de los 10 discursos que se escucharon ayer en el CCC: "Ninguno estuvo a favor de las políticas del Gobierno", tal como contó este diario en su edición de hoy. A su vez, Clarín consultó cómo era el clima que se vivía entre los secretarios generales: "Estamos atentos y nadie le cree al Gobierno que no quiera avanzar en una reforma laboral".

Está definición contrasta blanco sobre negro con lo que viene sosteniendo Jorge Triaca, de que no se tomará de "espejo a la reforma brasileña sino que se hará por sector". Frente a la consulta de que se habla de hacer sector por sector apuntó: "Si se resuelve así seguramente tenderán a disminuir los derechos de los trabajadores para bajar el costo laboral". Y redondeó retóricamente: "¿Si fueran buenas las reformas, por qué esperan a decirlas después de las elecciones?".

Auguró que el Ejecutivo "está envalentonado" por el resultado electoral y que el camino hacia un escenario de conflicto post electoral, por las reformas en cartera (tributaria, provisional y acaso laboral según él) es inevitable. Pero también aclaró: "Este Gobierno hace hasta donde lo dejan hacer".

Finalmente, respecto a su gremio comentó que tiene como metas "conservar el empleo de los trabajadores", "aumentar los derechos de los trabajadores" y "sostener el poder adquisitivo". Relacionado a este punto ya metió cuña mirando al 2018: "El Gobierno quiere acuerdos entre el 8 y el 12 por ciento y ya llamó al sector financiero; ahora ellos prevén una inflación del 16% y una devaluación del 20%". No dijo cuánto pedirá, pero seguramente será una paritaria dura como la de 2016.


 

jueves 5 de octubre de 2017

Palazzo: “Macri eligió a gremios como enemigos”

El sindicalista bancario Sergio Palazzo reasumió ayer al frente del gremio en un acto en el que se mostró junto al camionero Pablo Moyano y donde advirtió de la existencia de "un ataque del Gobierno al Movimiento Obrero" del que consideró "no es un hecho aislado y constituye la antesala de la reforma laboral que procurará imponer luego de las elecciones". El secretario general de la Asociación Bancaria sostuvo además que la administración de Mauricio Macri "eligió como enemigo" al sindicalismo "porque es redituable en época electoral".

"El Ejecutivo utiliza de forma obscena el caso (del sindicalista platense de la construcción, Juan Pablo "Pata") Medina. Debería explicar de manera responsable el caso de Santiago Maldonado. No se puede generalizar cuando se habla de mafias. La gran mayoría no es mafiosa y tampoco la actividad gremial. Un tercio de los trabajadores están en negro pero el Gobierno no denuncia la mafia empresaria", indicó.

La participación en el acto de ayer del hijo mayor y número dos de Hugo Moyano en Camioneros ratificó la alianza con Palazzo que apunta a constituir un polo interno de la CGT con una declamada actitud confrontativa con el Gobierno. El martes, en el Confederal de la central, la Corriente Federal que encabeza el bancario propuso la adopción de un plan de lucha después de las elecciones en caso de no resultados desfavorables en la nueva instancia de diálogo entre el Gobierno y el sindicalismo tradicional.

Sobre la supuesta reforma laboral en planes de la actual administración afirmó que "intentará avanzar sobre los Convenios Colectivos, las condiciones laborales y las obras sociales" y valoró, en ese sentido, que la cumbre de la CGT del martes demostrara "unidad para pasar a confrontar (en caso) de no haber soluciones".

Palazzo, de extracción radical, trabó un vínculo con la familia Moyano que además del gremialismo se extiende al club Independiente. En lo estrictamente sindical otro de los hijos del camionero, Facundo Moyano, llegó a sugerir al bancario como futuro jefe a solas de la CGT en reemplazo del actual triunvirato de líderes.

En tanto, se refirió a las paritarias del sector, que rigen entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de cada año. En un encuentro con periodistas previo al acto Palazzo dijo que el Gobierno ya anticipó que para la próxima negociación salarial bancaria impulsará un aumento en el rango del 8 al 12%, a pesar de que "el presupuesto enviado al Congreso" estipuló una pauta inflacionaria del 16 por ciento. La Bancaria pactó para este año una suba de 24,3 por ciento con una cláusula gatillo frente a una eventual disparada inflacionaria.


 

Jueves  05 de octubre de 2017

Palazzo denunció un ataque del Gobierno contra los gremios

El reelecto secretario general de la Asociación Bancaria (AB), Sergio Palazzo, denunció ayer un "ataque del Gobierno contra el movimiento obrero" y advirtió que "no constituye un hecho aislado" porque se produce "en la antesala de la reforma laboral" que, enfatizó, la administración macrista intentará imponer tras las elecciones.

Palazzo se pronunció así durante el acto realizado en el Teatro Gran Rex del centro porteño, en el que asumió un nuevo mandato al frente del gremio, y donde fue acompañado por Pablo Moyano, número dos del sindicato de Camioneros.

"El ataque al movimiento obrero y a la supuesta mafia de los juicios laborales pretende debilitar la estructura y la actividad del sindicalismo", alertó el dirigente bancario.

Por otra parte, un día después de la reunión del Comité Central Confederal de la CGT, el jefe de los bancarios advirtió que a pesar de las "críticas y diferencias", en el seno de la central obrera existe la "posición unánime" de que "si el diálogo (con el Gobierno) no es fructífero", superada la instancia electoral del domingo 22, la central obrera retomará su plan de lucha.


BANCARIOS-PALAZZO-ASUNCIÓN

Palazzo aseguró que "el ataque oficial al movimiento obrero no es aislado" y dijo que es la antesala de la reforma laboral

El reelecto secretario general de la Asociación Bancaria (AB), Sergio Palazzo, aseguró hoy que "el ataque del gobierno al movimiento obrero no es un hecho aislado y constituye la antesala de la reforma laboral que procurará imponer luego de las elecciones legislativas", y afirmó que ese discurso y la agresión previa a "la supuesta mafia de los juicios laborales" procura debilitar "la estructura y la actividad del sindicalismo".

Palazzo ofreció hoy una charla a la prensa en el Teatro Gran Rex, en la Avenida Corrientes al 900, de forma previa al inicio del acto de asunción del nuevo Secretariado General Nacional para el período 2017-21, en el que participan miles de trabajadores y militantes que desbordan el lugar y esa arteria del microcentro.

El dirigente bancario y líder de la Corriente Federal de Trabajadores (CFT), quien en el Comité Central Confederal (CCC) de la CGT logró imponer ayer una moción para reactivar el plan de lucha luego de los comicios del 22 de octubre próximo para el caso de que el diálogo con el gobierno sea "insatisfactorio", aseguró que "en ese encuentro gremial no se mencionó la posibilidad de reemplazar al triunvirato obrero" y sostuvo que, en cambio, se analizó la necesidad de rediseñar los futuros ejes del sindicalismo.

Palazzo explicó que la Corriente Federal ya había expuesto la necesidad de discutir sobre "una agenda programática" en un documento-propuesta de 26 puntos -luego se sumó a esa iniciativa el Movimiento de Acción Sindical Argentino (MASA)- y reclamó que "el movimiento obrero analice esa posibilidad y no se atasque en la rosca de los dirigentes para discutir exclusivamente cuotas de poder".

"El ataque del gobierno al movimiento sindical no es un hecho aislado. El oficialismo lo eligió como enemigo porque es redituable en época electoral. De todas formas, los dirigentes deben dar cuenta ante la justicia de su patrimonio y accionar. Ahora, el Ejecutivo utiliza de forma obscena el caso Medina. Debería explicar de manera responsable el caso de Santiago Maldonado. No se puede generalizar cuando se habla de mafias. La gran mayoría no es mafiosa y tampoco la actividad gremial. Un tercio de los trabajadores están en negro, pero el gobierno no denuncia a la mafia empresaria. Se procura diezmar el poder de la actividad sindical a través de denuncias a jueces, laboralistas, la intervención de gremios y el desprestigio", dijo Palazzo.

En esa línea, aseguró que esa campaña "sistemática y organizada" apunta a imponer luego de las elecciones legislativas "la reforma laboral"; puntualizó que la CGT considera que "el gobierno intentará avanzar sobre los convenios colectivos, las condiciones laborales y las obras sociales" y subrayó que en el Confederal de ayer -con matices- "el movimiento obrero demostró unidad para pasar a confrontar de no haber soluciones".

Palazzo, quien explicó que sus prioridades de gestión serán durante los próximos cuatro años "la conservación del empleo, del nivel salarial y del poder adquisitivo" y "el crecimiento de derechos", reafirmó la necesidad de modificar la Ley de Entidades Financieras y adelantó que "las posibles reformas laboral, previsional y tributaria no serán buenas para los trabajadores", a la vez que indicó que el Confederal aprobó ayer "la creación de un Observatorio para acompañar a los gremios pequeños en sus negociaciones en procura de que el gobierno no avance sobre ellos para modificar los convenios sector por sector".

El dirigente sindical opinó que el Ejecutivo "no dilatará los tiempos del comienzo del diálogo con la CGT y los empresarios porque está envalentonado" y, además, requiere de parte del bloque opositor parlamentario para aprobar el presupuesto 2018, y señaló que el PJ deberá pensar cómo articula ese espacio para el 2019.

"Ya el ministro Jorge Triaca lo adelantó en su visita a la CGT. El gobierno no quiere una ley general que regule las relaciones laborales sino negociaciones sectoriales. Pretende junto con las empresas disminuir los derechos laborales para reducir los costos, que se integran con haberes y salarios diferidos. Pero este gobierno solo hace lo que le dejan hacer. En 2016, la Bancaria no se lo permitió", puntualizó el dirigente.

En otro orden, Palazzo afirmó que el sistema financiero pretende que "el salario inicial bancario sea menor al conformado durante uno o dos años para extender el período de prueba y, hasta ahora, no ofreció respuestas sobre temas como el régimen horario, y detesta la carrera bancaria, conformada por mérito y antigüedad", y sostuvo que los empresarios desean imponer "el ajuste y la productividad" y determinar "salarios volátiles".

Además, Palazzo denunció que el gobierno ya anticipó que para la próxima paritaria -que debe regir a partir del 1° de enero- procurará establecer una mejora salarial de entre el 8 y el 12 por ciento, lo que contradice "el presupuesto enviado al Congreso, en el que previó un proceso inflacionario del 16 por ciento".

El dirigente afirmó que el avance tecnológico, las tercerizaciones, las condiciones laborales, el empleo y también los salarios serán los temas a discutir en la próxima paritaria, al igual que las cuestiones de género.

.