23
Miércoles, Mayo,2018

SITIO WEB OFICIAL DE LA ASOCIACIÓN BANCARIA

Sidebar

A MIS COMPAÑEROS

Ha sido sin dudas la paritaria más difícil desde que se re inicio el ciclo de la Negociación Colectiva.

El contexto general nos indica que hemos tenido que negociar bajo condiciones desventajosas, ya que ha habido una fuerte presión del Gobierno en ésta y otras paritarias.

No es ocioso recordar, que el pueblo argentino hace no más de 6 meses, entre ellos muchos compañeros bancarios, ratificaron con su voto en las últimas legislativas las políticas impulsadas por el Presidente Ingeniero Mauricio Macri.

Ese voto de muchos argentinos, parecen haberlo tomado –equivocadamente– como un cheque en blanco, que mal usado significa tarifazos, pérdida de derechos, inflación, reforma laboral y como si fuera poco grandes negocios especulativos (lebacs, tasas altas, dólar, etc.) que terminará pagando todo el pueblo argentino con el endeudamiento más importante del que tenga memoria cualquier argentino.

En ese marco debe analizarse el acuerdo firmado ya que ha sido una lucha absolutamente desigual para los bancarios, el sector patronal y el gobierno unidos, con poder político y mediático, para perjudicar abiertamente a los trabajadores bancarios.

El origen de la negociación es en el mes de diciembre, el sector patronal hizo una oferta de un 9% más actualizaciones mensuales, si hubiéramos aceptado ese acuerdo, habida cuenta de la inflación, hubiéramos terminado cobrando dicho acuerdo en 8 cuotas.

Luego la propuesta fue un 15% en cuatro cuotas sin actualización y sin día del bancario y sin bono.

Más tarde fue el 15% en 3 cuotas (7% de enero a junio, y 4% por cada trimestre faltante), sin bono y ofreciendo pagar una suma fija de $ 13.000 por el día del bancario.

Además, en la mesa de negociación los representantes de ABAPPRA Y BCRA, propusieron eliminar categorías del convenio y en reuniones informales algunas cámaras plantearon extensión de la jornada de trabajo, extensión del horario de atención al público, salarios por debajo del convenio para los recién ingresados por 18 meses, apertura los sábados, etc., etc., etc.

Si el conflicto paritario se extendió fue porque no los dejamos avanzar en ninguna de esas pretensiones, y por esa conducta de sostener la lucha por nuestro convenio y nuestro salario, fuimos estigmatizados, perseguidos y hostigados.

Prueba de ello es que ante cada petición del sector empresario, el Ministerio de Trabajo accedió arbitrariamente en favor de dicho sector.

Primero quitándole recursos a la organización gremial para desfinanciarla, eliminando la cuota solidaria de los no afiliados.

Después se metieron perversa y casi criminalmente eliminando un aporte a la Obra Social que deben realizar los bancos, dejando a decenas de miles de jubilados bancarios sin sus tratamientos oncológicos, insulino dependientes, discapacidades, etc.

Más tarde lo hicieron cuando el Ministerio de Trabajo los autorizó a pagar el 7% de incremento que habían ofrecido por seis meses, ese era el final de la paritaria para los bancarios si en lugar de luchar nos hubiéramos resignado.

Agreguémosle a este contexto lo que está pasando en otras actividades, cierres de fábrica, caída de consumo, cierres de comercio minoristas, presentación nuevamente y en capítulos de la reforma laboral, y mega empresas como Carrefour (a las que seguirán otras) avanzando con más de mil despidos, rebajando salarios y recortando derechos.

Por eso cobra real valía nuestro acuerdo, porque ante cada ataque respondimos con dureza y luchando, porque no agachamos la cabeza y porque no aceptamos ser parte de una sociedad aletargada en la resignación de que todo lo que nos pasa es inevitable.

Claro que siempre y por naturaleza queremos sacar más en cada negociación, pero creo también que la negociación hay que contextualizarla en la realidad que he descripto más arriba.

Y para demostrarlo quiero compartir con Uds., el cuadro inicial de las pretensiones patronales y como finalizó la negociación.

 

Sin dudas que nos debemos sentir orgullosos de nuestro accionar.

• No resignamos derechos de nuestro convenio colectivo de trabajo 18/75

• Tenemos un acuerdo que mantiene el poder adquisitivo por la cláusula de actualización, el bancario no quedará por debajo de la inflación en este acuerdo

• Se estableció un sueldo inicial de 30.624,67 con participación en las ganancias

• El sueldo promedio es uno de los más altos de todas las actividades

• Cobramos un bono de $ 8.500

• Actualizamos y preservamos la grilla del bancario, cobrando como mínimo $25,944 y hasta $45.000 según la categoría

• Recuperamos los fondos para atender particularmente a nuestros jubilados en la Obra Social.

• El sindicato no se desfinanciará y podrá seguir desarrollando sus diversas actividades.

Por todo ello compañeros, por haber mantenido en alto las banderas a pesar de las presiones, de los ataques, del poder del sector financiero y del poder que tiene un gobierno por el voto de las dos últimas elecciones, es que creo oportuno remarcar, que en esa desigualdad y adversidad fenomenal, hemos conseguido un buen acuerdo.

Por último quiero agradecer a todas las compañeras y compañeros, una vez más dimos muestras que siempre vamos a luchar contra la injusticia y el atropello.

NO NOS HAN VENCIDO, FELIZ DÍA DEL TRABAJADOR.

Sergio Omar Palazzo
Secretario General Nacional

 

 

Más artículos...

.