• martes 10 diciembre 2019

    03-12-2019

    Sergio Palazzo | Marcha de la Resistencia/Madres de Plaza de Mayo



    La Asociación Madres de Plaza de Mayo realizó el 29 y 30 de noviembre su 31° Marcha de la Resistencia bajo la consigna “El amor pudo más que el odio”, junto a un conjunto de organizaciones políticas, sociales, sindicales, estudiantiles y  culturales.

    Nuestro Secretario General Sergio Palazzo participó del cierre como así también el ex Embajador del Estado Plurinacional de Bolivia, Ariel Basteiro y la Presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo Hebe de Bonafini.

    Sergio Palazzo afirmó que somos 11D, porque “desde el primer día del gobierno de Macri, 11 de diciembre de 2015, estuvimos en la oposición y luchando con este modelo”.

    Señaló que se generaron más de 4 millones de pobres, “pero ha habido un pueblo que decidió no resignarse, que eligió salir a la calle y defender… no importaban si fueran maestros… bancarios… organizaciones sociales… siempre estuvimos ahí tutelados por el amor y el ejemplo de las Madres, de los Hijos, de las Abuelas que son nuestro ejemplo”.

    “Somos custodios de una rica historia de lucha que atraviesa la Argentina… el poder estaba en cada compañero, en cada militante, en cada luchador que no estaba dispuesto a resignarse y perder sus convicciones ni sus principios”, afirmó.

    Sostuvo que “Esta puede ser la última marcha de la resistencia a Macri, pero ésta será siempre la resistencia de los factores de poder en la Argentina que van a seguir exigiendo y presionando al gobierno que hemos puesto en la Casa Rosada a partir del 10 de diciembre”.

    Fue enfático al afirmar que “El 10 de diciembre tenemos que multiplicar por diez, por cien en toda la Argentina la Plaza, para que entren de la mano del pueblo argentino a la Casa Rosada Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner”.

    Palazzo expresó que “Este pueblo se rebela porque tiene una concepción del colectivo. Esa rebeldía la expresan nuestras Madres, Hijos, Abuelas, porque nos marcan el rumbo… la rebeldía es un acto de inteligencia… que se transita en la calle…”.

    Para finalizar recordó que “Cuando hemos salido en cada marcha y nos querían contar… lo que no sabían es que arrancábamos con un piso de 30 mil que eran los 30 mil desaparecidos que llevaban las banderas de la justicia social, de la libertad, de la democracia y de un país más justo para todo”.